06 octubre 2011 ~ Ningún comentario

Virgencita que me quede como estoy. Perspectivas económicas de la UE 2014-2020

Acabo de impartir una conferencia en Cáceres sobre las perspectivas financieras de la UE para el período 2014-2020, y me gustaría compartir una serie de ideas claves que pueden ser interesantes para comprender los cambios que esta propuesta de la Comisión Europea puede representar.

La primera idea radica en que el presupuesto de la Unión Europea para el período 2014-2020 es sólo ligeramente superior al actual, lo que da a entender que la crisis actual está pasando factura a todos los países y que, estos, están más pendientes en resolver sus problemas actuales que apostar por la Unión Europea para resolverlos. Creo que esto pasará factura al conjunto de países, ya que, dadas las circunstancias actuales, y al hecho de que cada vez, los europeos, tenemos una mayor competitividad global, la única salida es hacer MAS EUROPA.

La segunda idea tiene que ver con el hecho de que la Comisión propone que un 1% de los tipos de IVA en cada país se destine al prespuesto de la UE, lo que garantizará en el futuro la igualdad entre lo que cada país aporta y lo que recibe.

La tercera idea es que las perpectivas económicas se refieren continuamente a la estrategia Europea 2020, a la que intentan dar contenido.

Estrategia de crecimiento: Europa 2020

La cuarta idea tiene que ver con el hecho de que las perspectivas financieras apuestan de forma clara por aumentar la competitividad e innovación de Europa, sobre todo de sus PYMEs;  seguir financiando las políticas de cohesión territorial desde un nuevo enfoque;  luchar contra el desempleo y la pobreza y reducir de forma paulatina las contribuciones destinadas a la PAC.

La quinta idea tiene como protoganista a nuestro país, ya que, por primera vez desde que se adhirió a la UE, España pasará a ser contribuyente neto y no beneficiario neto de las ayudas europeas. Es decir, la Unión Europea, por primera vez, nos costará dinero. Por ello, según fuentes diplomáticas españolas, Madrid hará el mayor esfuerzo posible por pagar lo menos posible a las arcas comunitarias.

La política europea de cohesión estructura a las regiones en función de tres situaciones que se corresponden con su mayor o menor nivel de desarrollo:

- Regiones convergencia. Son las regiones europeas menos desarrolladas. Siguen siendo aquellas que cuentan con un PIB por habitante inferior al 75% de la media comunitaria.

- Regiones en transición. Sustituye a las anteriores regiones incluidas en las denominaciones “phasing-in” y “phasin-out” y se corresponde a aquellas regiones que cuentan con un PIB por habitante entre el 75% y el 90% de la media comunitaria.

- Regiones competitividad. Se corresponden con las regiones europeas que cuentan con un PIB por habitante superior al 90% de la media comunitaria.

En relación con el contenido de la política de cohesión propuesta por la Comisión Europea, llama la atención el hecho de que, en las regiones competitividad se exija que la mayor parte del presupuesto se dirija a la financiación de acciones que fomenten la innovación y la competitividad de las PYME, y a la financiación de acciones de ahorro energético y fuentes de energías renovables. Incluso exije el mínimo para el ámbito de la energía de un 20% del presupuesto. También se vincula la financiación a la obtención de resultados, no sólo a la justificación del gasto.

La sexta idea tiene que ver con la reducción paulatina de las ayudas directas a la PAC hasta el año 2020. La agricultura comienza a perder peso en el presupuesto de la Unión Europea.

La séptima idea tiene que ver con mantenimiento y el refuerzo de los diferentes programas europeos de innovación y competitividad, aumentado su presupuesto y reduciendo las cargas administrativas. De todos estos programas el próximo instrumento  marco de I+D, denominado Horizonte 2020 contará con un presupuesto de 80 millones de euros.

A partir de este momento, y una vez que la Comisión ha hecho pública su propuesta de perspectivas, se abre todo un proceso de negociación que deberá terminar en la segunda mitad del año 2012 bajo la presidencia chipriota. Debido a la crisis económica que asola Europa, se prevé que las negociaciones para su aprobación sean duras. Os invito a estar atentos a las noticias que vayan surgiendo durante este año y medio que queda para que estemos informados de cómo se concreta el futuro de la Unión. El futuro de España también depende de él.

Deja un comentario